SER CRISTIANO PORQUE DIOS ES BUENO

60634_N_02-07-13-0-10-43

Job 1:5   Y acontecía que habiendo pasado en turno los días del convite, Job enviaba y los santificaba, y se levantaba de mañana y ofrecía holocaustos conforme al número de todos ellos. Porque decía Job: Quizá habrán pecado mis hijos, y habrán blasfemado contra Dios en sus corazones. De esta manera hacía todos los días.

Se usted lee  el versículo 8 del primer capítulo de Job, va encontrar que Dios destaca 5 características de Job, que a todos nosotros nos gustaría que Dios las encontrara en nosotros, sin embargo, quiero considerar dos otras cosas importantes en la vida de este gran hombre de Dios, que revelan que el era como era, solo porque creía en la bondad infinita de Dios y por ello su devoción a Dios no  estaba vinculada a las grandiosas bendiciones que el recibía del Señor. Consideremos entonces lo siguiente, primero, Job, era el hombre más rico del oriente en su tiempo; segundo, Job, era un hombre de oración, oraba todos los días, cuidaba e presentaba su familia delante de Dios todos los días. Ahora bien, notamos que este hombre en todo lo que leemos de él en la biblia, nunca permitió que toda su riqueza le quitara la simplicidad y la devoción a Dios. Pero con esto él se depara con un problema, el juicio externo de los otros que no juzgan el corazón se no lo exterior. También Satanás, como no es omnisciente, solo podía pensar que la razón porque Job  le serbia a dios era por lo que Dios le había dado, y así lo denuncia y acosa Job delante de Dios. Hoy muchos cristianos piensan que su práctica religiosa va obligar a Dios a bendecirlos. Como verdaderos adoradores debemos denunciar esta teología satánica del cohecho, denominada también de teología de la prosperidad. Unos de los objetivos del libro de Job es revelar que hay personas que aman a Dios por sobre las riquezas, por sobre las crisis de salud, por sobre las crisis matrimoniales, y por sobre los amigos y hasta por sobre si mismo. Quizás sea necesario que evaluemos como están nuestras motivaciones para servir al Señor nuestro Dios, quizás le estamos exigiendo a Él que nos bendiga porque hemos estado yendo a la Iglesia por un año seguido y o cualquier otras actividades que a veces consideramos como favores que hacemos a Dios,

Que Dios le libre de estas acciones.

Rev. Cleto Nunes