¿PORQUE ORAR SE DIOS YA SABE LO QUE VOY A DECIR?

autocompasion

Jeremías 33:2-3  2Así dice el SEÑOR que hizo la tierra, el SEÑOR que la formó para establecerla; el SEÑOR es su nombre: 3“Clama a mí, y yo te responderé y te revelaré cosas grandes e inaccesibles, que tú no conoces.”

Esta pregunta ha sido hecha por miles de Cristianos en todo el mundo, cristianos que no han tenido la disciplina y el valor para gastar tiempo obedeciendo al mandamiento de Dios que está en el texto que citamos arriba. Creo haber muchas razones para ello, pero quiero destacar  algunas razones que considero importante. Primero es necesario entender que la oración no se trata de lo que yo quiero realizar, sino mas bien, de lo que Dios quiere realizar en mí y por medio de mí. Segundo, muchos hermanos van a orar porque están preocupados con su propio cuerpo y necesidades, pero el objetivo de la oración es el mismo Dios, es destacar su gloria y bondad en suplir nuestras necesidades, pues, Él ya sabe todo lo que necesitamos. Tercero, muchos de nosotros dice tener a Dios en primer lugar, pero en la mayoría de los casos no pasa de hipocresía, porque mi principal actividad como cristiano, no es mi trabajo, ni mi vida, ni mi familia, sino, la oración. La oración es un imperativo divino en el texto leído, es una necesidad indispensable a todos los que quieren tener fuerzas para vivir con alegría y paz en este mundo lleno de injusticias. El Señor Jesús destaca que debemos orar afirmando Padre nuestro, los apóstoles dicen orad unos por los otros. Orar unos por los otros, significa actuar al revés de Caín, significa ser guardia de mi hermano intercediendo por él. Caín dijo en otras palabras no tengo nada que ver con mi hermano.  La oración además de ser un imperativo, debe ser constante, sin cesar, I Tes. 5:17. Que Dios nos lleve a esta vida de oración con disciplina.

Rev. Cleto Nunes