AVIVAMIENTO

bendiciones-de-dios

Hageo 1:3-5 3Entonces vino la palabra del SEÑOR por medio del profeta Hageo, diciendo:  4¿Es acaso tiempo para que vosotros habitéis en vuestras casas artesonadas mientras esta casa está desolada? 5Ahora pues, así dice el SEÑOR de los ejércitos: Considerad bien vuestros caminos.

Hace más de 150 años  hubo un gran avivamiento en la Iglesia de Dios, En Inglaterra, reino unido, en 1859 con Jhon  Wesley y en New Yorque,  Estados Unidos Jhon Livios salió e fundó la iglesia en China, Simoton  salió a fundo la Iglesia presbiteriana de Brasil. Cada vez que el pueblo de Dios empieza a preocuparse consigo mismo, olvidando el llamado de que Dios realizo en sus vidas, Dios levanta personas e envía para hacer al pueblo recordar que su objetivo primero es obedecer el orden divino de vivir en santidad, porque Él es santo y anunciar el evangelio de Jesucristo. En la Biblia hay un ejemplo de esta realidad, cuando el pueblo de Dios volvió del cautiverio en Babilonia, tenían el objetivo de construir el templo, sin embargo se habían pasado 20 años y la obra del templo del Señor estaba detenida, cada uno buscaba su propio interés. Es en este contexto que Dios envía el profeta Hageo para hacer recordar al pueblo de su responsabilidad para con el Dios Todopoderoso. Creo yo estamos viviendo este tiempo en el cual debemos clamar a Dios por avivamiento, una vuelta a los valores de Dios en medio de la Iglesia, y una preocupación sincera en obedecer a Dios anunciando  la esperanza en Cristo. Aviva Señor tu Iglesia en nuestros días. Oremos a Dios con este objetivo.

Rev. Cleto Nunes