Dios nunca nos deja

ovelha1

«¿Qué hombre de vosotros, si tiene cien ovejas y una de ellas se pierde, no deja las noventa y nueve en el campo y va tras la que está perdida hasta que la halla? Al encontrarla, la pone sobre sus hombros, gozoso;» (Lucas 15:4-5)

El señor Jesús tiene sus ovejas, ellas escuchan su voz e le siguen, Jesús es el Buen Pastor y su promesa es de llevarnos a lugar de refrigerio y descanso como en el Salmo 23. Pero hay una característica de la oveja que se compara a los cristianos, la oveja aun teniendo su pastor se pierde con mucha facilidad, se encanta muy fácilmente con las ramas más allá de la vista del pastor, y al buscar estas ramas se pierde fácilmente. Pero El Señor sigue nuestros pasos va en búsqueda de nosotros, dejando seguras las otras ovejas busca la perdida hasta encontrarla. Quizás esté usted en este  momento perdido en sus propios caminos, enredado en sus propias decisiones, sin paz y sin esperanza le invito a clamar al Gran Pastor, Él conoce la voz de sus ovejas y está siempre listo para atender. El Señor desea traerte en brazo a la casa, ríndase a este amor incondicional de Dios y crea que  el alimento del Pastor Jesús es siempre suficiente.

 

 

Rev. Cleto Nunes