El Impacto De La Fe Vencedora

24_versiculos_conhecidos_biblia

“…ORANDO PABLO Y SILAS, CANTABAN HIMNOS… Y LOS PRESOS LOS OÍAN” (Hechos 16:25)

Estar encerrados en una prisión romana no era ningún “camino de rosas”. Los presos eran desnudados, azotados, y los pies puestos en los cepos. En el frío del invierno ni les quitaban la ropa que estaba llena de sangre… Y lo peor fue el calabozo donde estaban encarcelado Pablo y Silas (Ver versículo 24). Falta de agua, condiciones restringidas, y el hedor de los retretes (si se los pudieran llamar así), causaron que fuera prácticamente imposible dormir y el despertar, miserable. Los encarcelados en aquel lugar suplicaban a menudo que los mataran, mientras otros incluso se suicidaban.

«Después de haberles azotado mucho, los echaron en la cárcel, mandando al carcelero que los guardase con seguridad.El cual, recibido este mandato, los metió en el calabozo de más adentro, y les aseguró los pies en el cepo. Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían.»

(Hechos 16:23-25).

Una traducción dice: “Los demás prisioneros no pudieron creer lo que estaban oyendo”. ¡Hablando de impacto! La actitud de Pablo les impresionó antes de saber cuales eran sus creencias. Cualquier persona puede cantar en la iglesia, incluido los hipócritas. ¡Pera alabar en la cárcel es “harina de otro costal”! ¿Cómo lo pudieron hacer? ¡Teniendo perspectiva! Lo que cuenta no es lo que has perdido, pero ¡lo que tienes todavía! Pablo no solamente cantaba en la prisión, sino también escribió algunas de sus mejores cartas. Escucha: “…ahora también será magnificado Cristo en mi cuerpo, tanto si vivo como si muero, porque para mí el vivir es Cristo y el morir, ganancia (Filipenses 1:20,21). ¡Caramba! ¿Qué pudieron hacer con un hombre como éste? ¡Estaba por encima de las amenazas! Su fuerza procedía de adentro y no fue reducida por cosas externas.

Recuerda: ¡la fe vencedora siempre impactará a la gente!