Mujer:Laboriosidad con amor y ternura

mujer-victoriosa-perseverante«Mujer virtuosa, ¿quién la hallará?Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas.El corazón de su marido está en ella confiado,Y no carecerá de ganancias. Le da ella bien y no mal ,Todos los días de su vida. Busca lana y lino,Y con voluntad trabaja con sus manos. Es como nave de mercader; Trae su pan de lejos. Se levanta aun de noche ,Y da comida a su familia, Y ración a sus criadas. Considera la heredad, y la compra, Y planta viña del fruto de sus manos. Ciñe de fuerza sus lomos, Y esfuerza sus brazos. Ve que van bien sus negocios; Su lámpara no se apaga de noche. Aplica su mano al huso, Y sus manos a la rueca.  Alarga su mano al pobre,Y extiende sus manos al menesteroso. No tiene temor de la nieve por su familia, Porque toda su familia está vestida de ropas dobles. Ella se hace tapices; De lino fino y púrpura es su vestido. Su marido es conocido en las puertas, Cuando se sienta con los ancianos de la tierra. Hace telas, y vende,Y da cintas al mercader. Fuerza y honor son su vestidura; Y se ríe de lo por venir. Abre su boca con sabiduría,Y la ley de clemencia está en su lengua.Considera los caminos de su casa, Y no come el pan de balde.Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada; Y su marido también la alaba: Muchas mujeres hicieron el bien; Mas tú sobrepasas a todas. Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; La mujer que teme a Jehová, ésa será alabada. Dadle del fruto de sus manos, Y alábenla en las puertas sus hechos. » (Proverbios 31 )

Para ser honesto nunca comprendí la frase dogmática: “el lugar de una mujer está en el hogar”. Aunque estoy de acuerdo con que la responsabilidad de la provisión recae en el hombre de la casa, no veo nada en la Escritura que sugiera que la mujer no pueda ser parte de ello. Por el contrario, la mujer virtuosa de Proverbios 31 es realmente una persona extremadamente capaz para los negocios. En vez de estar encerrada en la casa y ser relegada a tareas restringidas, está a cargo de una empresa significativa, supervisando e inventariando las ventas, la mercadotecnia, el empleo, la distribución y la inversión.

Observe la siguiente lista de actividades que se mencionan en los versículos 13 al 27:

  • Busca buenos productos
  • Trabaja con sus manos
  • Invierte su salario
  • Toma decisiones de bienes y raíces
  • Tiene su propio negocio de ropa
  • Enseña a otras por medio de su sabiduría

Esta mujer no solo lleva recados de un lugar a otro. Ella es socia equitativa en cada aspecto de la administración de los bienes de familia. Su responsabilidad incluye apoyar los deseos de su esposo y ayudarlo a lograr todo su potencial. Como respuesta, esa mujer virtuosa se siente satisfecha, es ingeniosa, compasiva, fuerte y segura. Me gusta la frase que aparece en el versículo 17: “Ciñe su cintura con firmeza y esfuerza sus brazos”. Solamente un hombre inseguro no quisiera tener esta clase de esposa.

Una mujer así es un retrato de belleza y fortaleza. ¿La puede ver sonriendo mientras mira el horizonte? Ella no es insegura ni tiene miedo. Su perspectiva va más allá de las demandas inmediatas de la actualidad. Su fuerza es una fortaleza interna, un sentido de confianza de Dios. No es de extrañarse que sus hijos la bendigan y que su esposo la elogie felizmente.

Reflexión
¿De qué forma puede apoyar a su familia y proveer las necesidades de su hogar? ¿Qué talentos o habilidades puede utilizar, no solo para el bienestar de su hogar sino también para ayudar a sentirse realizado o realizada? ¿De qué forma usted y los demás en su hogar pueden trabajar unidos para alcanzar todo su potencial?