Los ángeles son espíritus dedicados al servicio divino

20141103115328¿No son todos los ángeles espíritus dedicados al servicio divino, enviados para ayudar a los que han de heredar la salvación?(Hebreos 1:14)

 
Los ángeles son los siervos invisibles de los santos de Dios, porque son los que ¨con sus propias manos te levantarán para que no tropieces con piedra alguna¨(Salmo 91:12) La lealtad a su Señor hace que se interesen profundamente en los hijos amados de Dios. Se regocijan por el regreso del pródigo a la casa de su padre (ver Lucas 15:24) y además le dan al creyente la bienvenida al hogar, al palacio del Rey allá en el cielo (ver Lucas 15:10).
En los tiempos bíblicos los hijos de Dios gozaban de la bendición de la apariencia visible de los ángeles. Incluso hoy, aunque no los vemos los cielos están abiertos y ¨los ángeles de Dios¨suben y bajan (Génesis 28:12) para visitar ¨a los que han de heredar la salvación¨ los serafines todavía vuelan con ¨una brasa…del altar¨(Isaías 6:6) para tocar los labios de los amados de Dios. Si Dios fuera a abrir nuestros ojos espirituales, veríamos ¨caballos y … carros de fuego¨(2 Reyes 6:17) rodeando a los siervos del Señor, porque estamos en la ¨compañía de muchos millares de ángeles¨(Hebreos 12:22) enviados para proteger a su simiente real. Por lo tanto, estas palabras del himno de Spenser no son ficción poética:

¡ Con qué frecuencia partirán con sus plumas doradas
los cielos etéreos, cual asistentes alados
contra los horrendos demonios para auxiliarnos!

¡Qué asombroso nivel de dignidad disfrutan los escogidos de Dios cuando consideramos que los radiantes asistentes del cielo se ha convertido en nuestros solícitos sirvientes! A qué nivel de comunión hemos sido elevados cuando nos damos cuenta de que habitamos con seres celestiales sin mancha. Qué bien defendidos estamos al saber que ¨los carros de guerra de Dios se cuentan por millares¨(Salmo 68:17) y que han sido armados para nuestra liberación. ¿A quién le debemos tan grande bendición?
Que el Señor Jesucristo siempre reciba todo nuestro reconocimiento porque es por medio de él que Dios ¨nos hizo sentar… en las regiones celestiales¨(Efesios 2:6) ¨muy por encima de todo gobierno y autoridad, poder y dominio¨(Efesios 1:21) . Es él cuyo ¨ángel… acampa en torno a los que le temen¨(Salmo 34:7). Es el verdadero ¨Miguel…(que combatió) al  dragón¨(Apocalipsis 12:7).

 
¡Salve,Jesús, presencia de Jehová!
A ti te ofrezco mis votos diarios.

 

 

Charles Spurgeon