¡ Vivir con Cristo y como Él!

dios-nos-sostiene1El que  afirma que permanece en él, debe vivir como él (Jesús) vivió. (1Juan 2:6)

¿Por qué deben los cristianos imitar a Cristo? Deben hacerlo por su propio bien.Si  desean ser espiritualmente saludables para huir de la enfermedad del pecado y para disfrutar de la vitalidad de una gracia que va en aumento, Jesús debe ser su modelo.
Por el bien de su propia felicidad, si desean beber con mayor profundidad de su mejor vino, si quieren disfrutar de una santa y feliz comunión y unidad con Jesús , y si desean que lo eleven por encima de las preocupaciones y los problemas de este mundo, deben ¨vivir como él (Jesus) vivió¨.
Para tener un andar piadoso rumbo al cielo nada te servirá tanto de ayuda como llevar la imagen de Jesús en tu corazón y permitir que él gobierne tus emociones. Serás el ser más feliz y de la mejor manera exhibirás su cualidad de hijo si caminas con Jesús siguiendo sus pisadas, fortalecido por el poder de su Espíritu Santo. Por otro lado, si caminas alejándote de él, te sentirás inquieto e inseguro.
Entonces, procura ser como Jesús por el bien del evangelio. ¡Oh, pobre evangelio, has sufrido crueles embates de tus enemigos pero no ha sido nada en comparación con las heridas que te propinaron tus amigos! ¿Quién produjo las heridas en las dulces manos de la piedad? Fue el que se profesaba creyente que usó la daga de la hipocresía. Y aquellos que ingresan al redil de manera fraudulenta, que no son más que lobos ¨ disfrazados de ovejas¨ (Mateo 7:15) perturban más al rebaño que un león desde afuera. No hay arma tan mortífera como el ¨beso de Judas¨. Los creyentes profesantes que son incoherentes e inconstantes producen más daño al evangelio que el ateo o el crítico mordaz.
Por último, imita el ejemplo de Cristo  en especial por el bien del mismo Cristo. Querido cristiano, ¿amas a tu Salvador? ¿Es su nombre precioso para ti? ¿Es su causa verdaderamente importante para ti? ¿Deseas que los reinos de este mundo le pertenezcan?  ¿Es tu deseo que él sea glorificado? ¿Anhelas que las almas sean ganadas para él? Entonces, ¡imita a Jesús! Sé una epístola de Cristo, ¨conocida y leída por todos¨ (2 Corintios 3:2)

Charles Spurgeon