Espera problemas pero no desmayes….

the_cross_162

 

En este mundo afrontarán aflicciones.(Juan 16:33)

Amado creyente, ¿acaso te preguntas por qué razón esto es asi? Alza los ojos a tu Padre celestial y contempla su pureza y su santidad. ¿ Te has dado cuenta de que un día serás como él? ¿ Acaso crees que será algo fácil ser hecho conforme a su imagen? (Ver Romanos 8:29)
¿No necesitas ser refinado en el horno de la aflicción (Isaias 48:10)  para llegar a ser puro? ¿Será un proceso sencillo liberarte de tus impurezas pecaminosas para hacerte perfecto, así como ¨tu¨Padre celestial es perfecto? (Mateo 5:48)
Luego querido cristiano, baja tu mirada.¿Te das cuenta de los enemigos que tienes bajo tus pies? Una vez fuiste siervo de Satanás y ningún rey pierde a sus súbditos de buena gana. ¿ En verdad piensas que Satanás te dejará tranquilo? No, te acechará de continuo porque él ¨ronda como león rugiente, buscando a quién devorar¨(1Pedro 5:8). Por lo tanto, hermano, espera problemas cuando mires debajo de tus pies.
A continuación, observa a tu alrededor. ¿Te has dado cuenta adónde estás? Estás en territorio enemigo, eres un ¨extrajero y forastero¨´en su tierra. El mundo no te será amigable. Si lo es, entonces no eres amigo de Dios, dado que la amistad con el mundo es enemistad con Dios (Santiago 4:4) Ten por seguro que hallarás enemigos en todas partes. Cuando duermas, recuerda que estás descansando en el campo de batalla, y cuando camines, espera una emboscada detras de cada esquina. Así como se dice que los mosquitos pican más a los extranjeros que a los nativos, también las pruebas de este mundo serán más duras para ti.
Por último, mira en tu interior, en tu corazón y observa lo que hay allí. El pecado y el yo siguen presentes. Si no tuvieras un diablo que te tentara, ni enemigos contra quienes batallar ni un mundo que te atrape, de todas formas hallarás suficiente maldad dentro de ti que te ocasione graves problemas, porque ¨engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso¨(Jeremias 17:9 RVR 1995).
Por lo tanto, espera problemas pero no desmayes a causa de ellos, porque Dios estará contigo para ayudarte y fortalecerte. Él ha dicho: éstaré contigo en momentos de angustia; te libraré y te llenaré de honores¨(Salmo 91:15).

 

Charles Spurgeon